Entrevista a Carmen Linares en París (17 de mayo de 2008)

Viernes 30 de mayo de 2008 por Maguy Naïmi

"Ya no tengo que demostrar que soy cantaora. Tengo que demostrar que me gusta lo que estoy haciendo".

FW: Tienes muchos programas diferentes , tienes el espectáculo éste (Blanca Li «Poeta en Nuava York» en el Teatro de Chaillot en París) y un proyecto sobre el repertorio preflamenco «Goyescas» con Oscar Herrero ¿Cómo te organizas, para llevarlo todo al mismo tiempo?

Carmen LInares: Bueno… Ha habido veces que he tenido muchas cosas al mismo tiempo como ahora por ejemplo, pero generalmente, me suelo planificar, de hecho, esto… este espectáculo (se refiere a «Poeta en Nueva York») no es una cosa nueva para mí porque lo hemos estrenado en Madrid el verano pasado, ... en este proyecto estamos mucha gente y yo tengo que cantar 15 minutos, bueno no es tampoco un espectáculo entero. Estoy grabando también mi disco en mis ratos libres, un disco que estoy haciendo creo que... muy bonito sobre poemas de Juan Ramón Jiménez. Todo el disco es un trabajo y creo que lo vamos a presentar en la Bienal el 23 de septiembre (La Bienal de Sevilla). Bueno en eso llevo trabajando tiempo. Y luego cambio el chip, esto lo dejo ahora, luego cojo esto, en fin… pero … la verdad que yo siempre he tenido... o sea, me centro en una cosa y consigo desconectar de otra cosa

FW: Y además tienes que cantar muy diferente...

C L: Totalmente...

FW: Tienes unos diez discos grabados ¿Cómo sabes cuando es el momento de grabar? ¿Tienes una línea general cuando vas a grabar un disco o solamente son cantes separados?

C L: Pues... depende, no he grabado muchos discos para la cantidad de años que llevo cantando, nunca hago un disco por año, con la casa de discos, no les pido que me pongan un plazo porque todo depende de mi vida personal, tengo tres hijos, con lo cual pues… cada vez que tenía un hijo pues cada vez tenía que irme adaptando para poder…

FW: Claro es difícil compaginar la vida familiar y el trabajo.

C L: Sí, pero ahora son mayores, pero cuando eran más pequeños… A veces he grabado muy seguido y otras veces he tardado cinco años en grabar porque si no tengo algo que ofrecer… y a veces sí que tenía cosas que ofrecer y, no podía grabar, pero bueno, prefiero tardar más y tener buenos trabajos, buenos discos me refiero, que no tengan nada que ver unos con otros, muy distintos, no repetir cosas, ésa es la línea que llevo.

FW: Lo que me llama la atención es que en tus grabaciones en estudio tenemos la perfección de este tipo de grabación pero sentimos la emoción como si fuera una grabación en directo.

C L: Bueno, yo creo que en directo gano mucho más, un disco en directo tiene más imperfecciones. En el estudio lo corrijo todo, pero lo que sí intento, es hacerlo también en directo, o sea , no grabar primero la guitarra, luego la voz, porque eso enfría mucho, y en la Antología ( Antología «La mujer en el cante» de Polygram. ) eso lo hice todo en directo o sea, la guitarra ahí y yo aquí , separados por un cristal, pero el guitarrista estaba ahí… te ayuda mucho.

FW: El flamenco es bastante complejo y al mismo tiempo es una música que trasmite mucha emoción, algunos cantaores dominan muy bien las estructuras como los cantantes clásicos pero no trasmiten emoción otros la trasmiten pero no dominan las estructuras, lo que me llama la atención es que tú siempre estás muy equilibrada.

C L: Eso sí que es muy complicado, el equilibrio, y cuando consigues que el cantaor tenga buena cabeza, y mucho corazón, pues eso es lo ideal, aunque es verdad, hay muchos artistas muy buenos con mucho corazón pero la cabeza la tienen mal, lo ideal es tener ese equilibrio si el artista tiene capacidad y corazón para expresar lo que siente es mucho mejor.

FW: ¿Se canta de la misma manera con veinte, con cuarenta o con sesenta años?

C L: Es que esto es muy visceral, depende mucho de tu momento personal, de tus vivencias, y lógicamente cuando tenía veinte años, tenía la cabeza de otra manera, cantaba con mucho corazón pero quizá no tenía la experiencia que tengo ahora y a lo mejor ahora tengo más cosas que contar, que con veinte años. Que no digo que la gente con veinte años no cante bien, están viviendo otro mundo, diferente al que hemos vivido nosotros, y todo eso lógicamente te tiene que repercutir, hay problemas que son similares, problemas afectivos todo eso, pero hoy la gente se plantea una carrera artística de otra forma, diferente a cómo la planteábamos nosotros.

FW: Antes de salir al escenario ¿tú vas ensayando como los clásicos?

C L: No, de esa forma no, pero hay que calentar un poquito la voz para cantar y hoy quizá no mucho porque estoy actuando todos los días pero un día que de repente , hace diez días que no has cantado o quince, tienes que calentar despacio, pero eso es algo muy personal nosotros no tenemos una técnica unos ejercicios como los clásicos , pero tenemos nuestros trucos que aprendemos ,que si unas agua gárgaras con sal, cantar medio tono , luego subir un poco…

FW: Y luego saber cantar como lo hacen los buenos cantaores, así con el aliento, aguantando la respiración ¿eso se aprende también?

C L: Se aprende sí. Lo que pasa es que los clásicos tienen gente que les enseña , pero yo… a mí no me ha enseñado nadie, lo he aprendido yo sola. Mi padre cantaba como aficionado y tocaba la guitarra pero no me enseñó . Eso lo aprendes tú a base de echar el aire, cuando tienes dieciséis años lo echas todo y te quedas sin aire al final, poco a poco vas aprendiendo.

FW: Siempre cantas bien aunque lo hagas en malas condiciones como en los festivales de verano en los que a veces te tienes que esperar hasta las cuatro de la madrugada para salir al escenario

C L: Lo intento .Es que un artista ya coge un nivel y de ese nivel no puede bajar .Lo que pasa, es que es muy difícil que se produzca algo bueno en esta situación , y la ultima vez que me llamaron para esos festivales yo dije « bien pero yo no salgo la última ». Es que eres la figura del cartel pero no tiene sentido que a la figura del cartel la vean cuatro personas, y lo hemos dejado claro . Los festivales no están bien planteados poco a poco tiene que ir cambiando eso.

FW: ¿Piensas que se podría tener una pedagogía del cante? en el baile existe, en la guitarra también , en el cante, no….

C L: Yo no sé enseñarlo, sé que hay gente que lo hace, de hecho en Sevilla pues, hay la Fundación Cristina Heeren, Academias donde hay cantaores que te lo enseñan, yo, como no he ido nunca a una clase…no sé, pero la verdad, cualquier cosa que pueda ayudar a la gente joven está bien.

FW: Esperanza Fernández ha abierto ahora un Centro y ha abierto clases de cante y en una entrevista para nuestra revista flamencoweb , nos dice que hay bailaoras que van a esas clases, pero nos parece difícil enseñar el cante.

C L: Sí, lo conozco he ido a verlo. Es difícil enseñar el cante y aparte, yo pienso que ya una vez que has dado a lo mejor una serie de pautas, ya es una cosa muy individualista , ya cada uno tiene que buscarse su propio camino, porque no es fácil , el baile es distinto, la guitarra tiene su método, unas técnicas…

FW: ¿Cómo lo has aprendido?

C L: Pues... no lo sé... yo he aprendido... yo he sido siempre muy aficionada y he aprendido escuchando…

FW: Porque algunos cantaores que son de tal barrio de Jerez o de Sevilla te dicen , pues yo lo he aprendido con mi padre o con mi tío…

C L: Sí pero ellos aprenden una cierta cosa, aprenden eso , pero hay otras muchas cosas… que si yo hubiera aprendido todo lo que había en mi pueblo yo me hubiera quedado en la Taranta y en la Minera pero claro, yo ya fui a Madrid, y se me abrió un mundo que « ahí está , cógelo »,o sea que no te puedes quedar en lo de tu pueblo que es muy bonito, aparte de eso hay otras muchas cosas. La gente aprende con interés, con afición y oyendo y no yendo por el mundo como una maleta cerrada. No, tienes que abrir la maleta, y ver lo que hay. Y ahora la gente joven tiene muchos modos de aprender, toda la gran discografía maravillosa que ha salido del Flamenco en Cds, está mucho mejor sonorizado…o sea que hay muchas fórmulas y por supuesto se aprende de los propios compañeros y… trabajando….

FW: … y del contacto con otros músicos, gente de tu propio ámbito musical o viendo a otros músicos que no tocan lo mismo que tú… ¿te pueden sugerir cosas?

C L: Claro, eso es el camino.

FW: Hablando de Minera y de Taranta hay una cosa que admiro mucho en tu manera de cantar , es que me parece qui si cantas a compás por Siguiriya o por Soleá, si sabes el compás más o menos te puede salir correcto, pero en los cantes libres aunque parece que no llevan ritmo, tienen como un ritmo interno, una medida interna y algunos cantaores alargan mucho. Es muy difícil dominarlo porque la guitarra no te lo indica, y tú dominas siempre muy bien el fraseo de esos cantes.

C L: Efectivamente, la gente se cree que esto no tiene ritmo, pero hay un ritmo interno que tu tienes que conocer, no puedes alargar un tercio hasta la eternidad, y luego el otro no, y luego el otro sí, porque es una historia lo que estás contando, entonces es muy interesante que la gente lo entienda, y hay mucha gente del flamenco que eso no lo sabe.

FW: ¿Cómo lo haces? ¿Te apoyas en la letra? ¿Hay que medir los silencios?

C L: ¡Claro en la letra! Y hay que medir los silencios también, porque tú escuchas a la gente antigua, Chacón, toda esta gente y ellos llevaban un ritmo interno y se entendía enseguida ese ritmo interno, no se puede alargar y hacer florituras… al público le gusta, pero eso no vale nada, es una demostración de poderío, no… si lo importante es la trasmisión, lo que tú trasmites a la gente y algunos a veces se pierden, muchas veces no se puede alargar tanto las cosas … pues eso, lo que tú dices, es un ritmo interno, y mucha gente no lo conoce, yo lo conozco porque lo he observado y enseguida lo capté.

FW: Tiene que ser muy difícil porque no tienes el apoyo rítmico de la guitarra. Por eso, la Malagueña de la Peñaranda en la Antología la has hecho « abandolá »...

C L: Sí porque ese cante era libre también, en realidad todas la Malagueñas han llevado ese ritmito interno, pero, no tan interno un poquito, pero luego se empezó a parar la Malagueña. Esa Malagueña de La Peñaranda la puedes hacer libre, libre entre comillas, o así, con el ritm , a mí me gusta hacerlo con el ritmo, « abandolá », como por Verdial pero más pausado.

FW: Eso se oye en las grabaciones de Juan Breva (Malagueñas), de La Antequerana, de La Niña de Linares (Taranta)… escuchas mucho a los antiguos, las antiguas grabaciones…

C L: Pues sí, esa es la universidad, ahí está todo…

FW: Hablemos de tres discos en particular , la Antología , luego «Ramito de locura» , y tu trabajo con Manolo Sanlúcar. Empecemos por la Antología , hay cantes que no sueles hacer en concierto como la Jabera o la Siguiriya de María Borrico

C L: Mira, la Siguiriya de María Borrico no la canto nunca porque está en otro tono , entonces, solamente puedo cantar esa Siguiriya , por eso yo la puse con la Nana, porque están en la misma tonalidad, para poder hacer algo antes. Esa Siguiriya es un cante muy bueno pero que no se puede cantar con los otros cantes porque va en una tonalidad distinta, entonces el guitarrista tiene que pasar a otra tonalidad y eso resulta muy feo a no ser que vaya con otra cosa, una coreografía, en un espectáculo.

La Jabera, es muy difícil, quiero ser muy sincera.. no la canto porque es muy difícil y me quedo agotada. Es un cante bellísimo… mira la Granaína que así la canto… la Jabera y la Granaína nunca las canto en concierto porque tengo que estar muy bien, muy sobrada y tampoco las puedo poner al principio, porque estoy demasiado fresca, entonces ¿Cuándo las pongo? Pero ya pronto estoy retomando la Granaína, y pronto retomaré la Jabera. A Miguel Poveda le gusta mucho ese cante.

FW: La Antologia tiene diez años, y en esos diez años han salido muchas cantaoras nuevas ¿Crees que tuvo influencia la Antología?

C L: Yo creo que sí, no quiero ser tampoco presuntuosa,me han hecho muchas veces esa pregunta y yo nunca me había parado a pensarlo …

FW: Fue un homenaje a la mujer flamenca cantando, a lo mejor no lo hiciste por eso pero fue eso…

C L: No yo no lo hice por eso yo lo hice porque los cantes de las mujeres me gustaban, mi marido y José Manuel Gamboa notaron que yo hacía mucho esos cantes y me dijeron «¿Por qué no hacemos un trabajo? » y a mí me pareció tan buena la idea…

FW: La idea es estupenda , además lo de variar el acompañamiento, con guitarristas de gran personalidad tocando ahí, y los elegiste con mucho cuidado...

C L: Es que eso le ha dado mucho …porque además cada guitarrista está elegido por algo… no está al azar, claro porque Paco Cepero … el que mejor tocaba los cantes de la Perla era él por eso estaba ahí… Juan Habichuela, los cantes de su tía Marina los conoce a la perfección y les da un punto que no le dan otros, por eso fue un trabajo tan redondo en ese sentido, cada uno está por algo, todos tienen su porqué, y le dan un colorido al disco, es la misma voz pero las guitarras son distintas. Perico (Perico El del Lunar Hijo) está ahí también porque como toca Perico la Nana… Y la Jabera..., que le da una personalidad que no tienen los otros tocando. Cepero la da su punto jerezano y Moraíto le da su punto a los cantes de Jerez y Pepe Habichuela ¡como toca las Alegrías en La (Alegrías de la Niña de los Peines, en la Antología.)!, como Sabicas…

FW: Hace muchos años estuviste en «La noche Flamenca» que tuvo lugar en un cine de París «Grand Rex» la idea era muy bonita, venían muchos cantaores y muchos tocaores y duró toda la noche. Hacían «rondas» de cantes, alternando en el escenario varios cantaores y tocaores en un mismo palo. Me refiero a eso, porque yo estaba mirando a todos los artistas y a casi todos les importaba poco lo que hacían los demás, y menos todavía lo que hacían los tocaores. Sin embargo tú escuchabas a todos…

C L: Ese día fue un caos, quiero que lo sepáis, salimos tardísimo probando el sonido, eran artistas muy anárquicos, nadie se acordaba, le dijo Ortiz Nuevo al Niño Jero, «no hay que saludar , luego ya después se monta un saludo» y él hizo todo lo contrario, fue salir al escenario y empezó a saludar.

FW: Escuchas mucho a los guitarristas, y les deja mucho espacio. ¿Te cambia mucho la manera de cantar su forma de tocar?

CL: Claro que sí, influye mucho, porque el cante tiene que tener un espacio, o sea que si haces una letra, no puedes hacer una falseta al momento, hay que esperar, el cante lleva un tiempo, tienes que hacer un cante de entrada, luego un poco más, y luego un poco más fuerte y luego ya después hay que hacer algo. Hay guitarristas que eso no lo saben y te hacen una falseta, y eso despista bastante, yo les dejo su espacio, pero creo que hay un tiempo que ellos tienen que tomarse, en fin hay guitarristas que se pasan y otros que se pasan de no hacer nada, porque también hay que hacer cosas, pero a mí la guitarra me influye mucho me gusta llevar a unos guitarristas con los que me comuniquen bien y que me ofrezcan cosas, me estimulen.

FW: ¿Cómo elegiste las letras en la Antología?

C L: Intentamos hacer letras que quizá no estuvieran tan escuchadas, pero bueno, ha habido veces que no tuvimos más remedio, como con los cantes de La Serneta «presumes que eres la ciencia», nos hemos guiado por nuestro gusto personal, pero si había una que estaba muy escuchada, hemos hecho otra.

FW: ¿Crees que las letras que cantan las mujeres son diferentes de la de los hombres?

C L: La mayoría de las letras son para hombres, pero hay letras que las puede cantar un hombre o una mujer. Métricamente las letras son las mismas.

FW: En el disco de Manolo Sanlúcar («Locura de brisa y trino».) se utiliza la voz como un instrumento, y también la melodía es muy instrumental, modulando mucho, sobre todo en «Gacela del amor desesperado», también en el cambio de la Siguiriya a las Alegrías en «Campo». ¿Cómo habéis trabajado?

C L: Es un trabajo muy difícil ése con Manolo, ya me lo advirtió él, pero es un trabajo muy hermoso el que ha hecho Manolo.

FW: ¿Te dieron las melodías ya hechas?

C L: Sí, las hizo él, yo le tengo grabado y de vez en cuando le digo «no te enfades conmigo, que pongo tus grabaciones en internet, para que vea todo el mundo cómo cantas, la voz que tienes tan fea Manolo» pero la verdad es que nos ha facilitado mucho el trabajo, claro, pero es un trabajo muy duro, porque de una misma melodía te cambia el tono y te deja sola y tengo que caer ahí, que ya me has cambiado de tono… Fue difícil pero es un trabajo que me ha gustado mucho, y es un trabajo diferente a todo lo que había hecho, inclusive para Manolo, Manolo ha aportado a la guitarra muchas cosas, su forma de componer, él estaba muy angustiado con eso porque estaba haciendo una cosa nueva…es un gran artista... «para echarle aparte de comer» como solemos decir.

FW: La Antología fue un trabajo tradicional ¿Hiciste «Ramito de locura» porque necesitabas cambiar?

C L: Bueno la Antología la hice siempre bajo mi punto de vista y mi personalidad pero yo tenía que ceñirme a una serie de cosas, de cantes, de letras . En «Ramito» yo he tenido libertad de elegir los cantes la letra y todo, entonces es otro trabajo diferente, muy gratificante también y estoy muy contenta de «Ramito de locura», con Gerardo (Gerardo Nuñez.) hemos tenido mucha libertad yo le he aportado muchas cosas a él y él a mí también, entonces hemos rescatado cosas que nos habían oído, hemos trabajado mucho con ese disco hemos hecho muchos conciertos y a la gente le ha gustado mucho ese disco y el que estoy haciendo ahora no tiene nada que ver, ya veréis , es un disco con poemas de Juan Ramón Jiménez, lo está componiendo Juan Carlos Romero, yo voy a aportar ahí mi interpretación y mi forma, pero es ya una cosa hecha, articulada y hecha, con unas melodías hechas, donde hay de repente una balada, porque la poesía a él le he sugerido eso, y entonces a mí me ha dicho «¿tú no tienes problemas en cantar una balada?» y le dije que no, ya no tengo que demostrar que soy cantaora tengo que demostrar que me gusta lo que estoy haciendo, me da lo mismo que sea una Siguiriya o una Soleá, me puedo permitir ese lujo, y hay cosas muy bonitas muy logradas… todavía me quedan cuatro cantes por hacer… ya tengo seis.

FW: En «Ramito de locura» , cantas una Siguiriya del Nitri con la Cabal de Silverio… Pero la Siguiriya de entrada ¿es tuya?

C L: Ese cante es muy bonito y se lo he escuchado yo a Pepe El Culata, y me pareció tan bonito, tan primitivo… ese cante es como una salida, como un aire para templarte, yo se lo escuché a él como una salida pero realmente tiene tono como de saeta también, bueno un poco a mi manera pero me pareció bonito ponerlo ahí.

FW: En cuanto a la Petenera de «La luna en el Río», el primer cante no es tradicional.

C L: Eso fue un hallazgo, yo tengo una amiga que es judía y entonces ella me dio un disco, de una persona cantando, y era una Petenera, entonces pusimos la letra nosotros, pero era un canto judío, lo metí ahí con la flauta, de ahí viene todo, está todo muy mezclado, porque los judíos han estado en España muchos siglos, y los árabes, y ellos han cogido de nosotros también. La letra dice «¡Ay qué llanto en toda España / por toda la judería / por la fe y la palabra»… y luego pasa una mujer llorando porque se acuerda de Sefarad, por las calles de Judea, y, efectivamente ellos se siguen acordando, ellos tienen músicas muy bonitas. Cuando escuchas cantos sefardíes se te pone el pelo de punta.

FW: Cuando graban discos ahora siempre hacen cantes nuevos, por ejemplo por Alegrías. Pero a mí me parece que son más bien canciones, melodías ya hechas, a compás de Alegría, entonces ¿cuál es la diferencia entre una canción de esas y el cante?

C L: Creo que para componer basándote en el cante, tú tienes que conocer muy bien el cante, sino… son canciones. Pueden ser canciones muy bonitas pero que no tienen nada que ver, no tendrán relación con el flamenco.

FW: Una canción tiene una melodía fija. Mientras un cante tiene un perfil melódico, tienes que pasar por algunas notas, pero luego el fraseo y la línea melódica entre esas notas cambian en cada interpretación…

C L: … tiene un dibujo, pero dentro de ese dibujo tú le puedes poner un poquito de sal, de aceite, condimentar… una de las cosas bonitas que tiene el flamenco es que es muy individualista, un mismo cante cantado por otra persona, suena de otra manera, tienes libertad para interpretarlo, no hay una partitura, es de transmisión oral, te deja cierta libertad, dentro de unas reglas que hay en el flamenco pero dentro de esas reglas tienes libertad.

FW: La gente aquí en Francia piensa siempre que se improvisa constantemente en el flamenco.

C L: Constantemente, no. Puedes improvisar, pero sin saltarte una serie de reglas. Hoy voy a hacer esta Soleá, voy a hacer un tercio y lo voy a alargar en este momento porque me lo pido, pero luego caigo donde tengo que caer si no… Si el guitarrista conoce los códigos si tú también los conoces, pues entonces no hay problema, a la gente que no conoce bien el flamenco o a la que no conoce nada el flamenco, le sorprende, y dice ¿cómo podéis acabar todos en el mismo sitio? no sé que músico muy conocido dijo del flamenco, «una serie de artistas locos pero que acaban siempre todos juntos».

FW: Le daba la sensación de que cada una se iba por su lado…

C L: ... pero, no, íbamos todos juntos. Esta es la sensación que le da a la gente que no conoce el flamenco, te dicen ¿cómo puedes cantar con un guitarrista con el que nunca has cantado?, pero sí porque hay unos códigos que él conoce y que yo conozco, ahora, sale mucho mejor cuando lo conoces y has ensayado... mucho mejor, pero no hay una catástrofe si no le has visto nunca, conociendo esos códigos, sale.

FW: Entonces cuando tú trabajas, cuando haces esos cantes tradicionales y que cambias algunos detalles lo haces muy premeditado o te sale así…

C L: Cuando tú llevas tiempo haciendo un cante, entonces lo dominas tanto que ya lo has hecho tuyo. Muchas veces se piensa: «tengo ese cante pero todavía no lo he hecho mío». Se considera que lo has hecho tuyo, cuando tú ya le pones cosas, sin pensarlo, cuando tú estás cantando, y te salen cosas que van a caer al sitio y le da otro color, ya no estás pensando cómo hay que ir y eso va en todo… Si me pongo a cantar cosas de la Antología ya no las canto como en la Antología ya les doy otra forma, porque ya llevo diez años cantando esos cantes, pienso que ahora lo hago mejor, ahora aporto más cosas.

FW: Cómo fue la experiencia de las canciones de Federico García Lorca, con Jean Marc Padovani ? cantaste con una orquesta de Jazz y eso nos pareció sumamente difícil.

C L: Fue una idea de Padovani, a Jean Marc Padovani le gustó mucho ese trabajo («Canciones populares antiguas recopiladas por Federico García Lorca») y me pidió si él podía hacer arreglos, yo lo canté con él, algunas cosas estaban conseguidas pero otras menos, y lo que me cortaba mucho es que yo no tenía libertad, yo con mi grupo de músicos, hacemos el tema, pero si yo no entro en esa décima de segundo no pasa nada, y aquí como no entraras había un descarrilamiento y el tren se caía, y para mí eso era mucha presión y no me sentía bien, a la gente le gustó mucho y salieron en una gira y yo hice la gira por no dejarles, pero luego les dije «mire, yo no lo quiero hacer más», se enfadaron pero bueno… yo ya no puedo hacer cosas que no me gusten, no me siento bien, porque ya tengo que disfrutar además de trabajar, siempre he intentado disfrutar.

Carmen Linares

Entrevista realizada por Maguy Naïmi y Claude Worms

Discografía

"Carmen Linares" - LP Movieplay S 21 292, 1971

"Su cante" - LP Hispavox 30 130 211, 1978

"Carmen Linares" - LP Hispavox 30 003, 1984

"Cantaora" - LP GASA FA-004, 1988

"La luna en el río" - CD Auvidis Ethnic B 6753, 1991

"Canciones populares antiguas" - CD Auvidis Ethnic B 6201, 1994

"Desde el alma. Cante flamenco en vivo" - CD World Network, 56 983 1994

"Carmen Linares en antología. La mujer en el cante" - 2 Cds Mercury 532 397 - 2, 1996

"Un ramito de locura" - CD Universal Music 0044001775420, 2002

Colaboraciones

"Cultura jonda, vol. 6" : Fonomusic, 1998

"Festival Internacional del Cante de las Minas, vol. 3" : RTVE Música, 2002

"Festival Internacional del Cante de las Minas, vol. 4" : RTVE Música, 2003

"Ellas dan el cante" : RTVE Música, 2007

Manolo Sanlúcar : "Locura de brisa y trino" : Mercury, 2000

Galería sonora: 30 años de cante (1971 – 2002)

Peteneras
Malagueñas ( La Trini / Juan Breva)
Tientos
Taranta (La Antequerana) et Cartagenera
Romeras
Malagueña de La Jabera
Soleares (La Serneta)
Siguiriyas (Pepe el Culata / El Nitri) et Cabal (Silverio)
Tonás

Peteneras: Carmen Linares / Juan Habichuela (1971)

Malagueña (La Trini) y Cante Abandolao (Juan Breva): Carmen Linares / Luis Habichuela (1978)

Tientos: Carmen Linares / Paco Cortés (1988)

Taranta (La Antequerana) y Cartagenera : Carmen Linares / Pedro Sierra (1991)

Romeras: Carmen Linares / Paco et Miguel Ángel Cortés (1994)

Malagueña de La Jabera: Carmen Linares / Perico el del Lunar hijo (1996)

Soleares (La Serneta): Carmen Linares / Pepe Habichuela (1996)

Siguiriyas (Pepe el Culata / El Nitri) y Cabal (Silverio): Carmen Linares / Gerardo Nuñez (2002)

Tonás: Carmen Linares / Pablo Martín (contrebasse) / Cepillo (percussions) (2002)


Malagueñas (La Trini / Juan Breva)
Tientos
Taranta (La Antequerana) y Cartagenera
Romeras
Malagueña de La Jabera
Soleares de La Serneta
Siguiriyas (Pepe El Culata / El Nitri) y Cabal (Silverio)
Tonás




Portada del sitio | Contacto | Mapa del sitio | Espacio privado | info visites 11137168

Sitio desarrollado con SPIP 3.2.7 + ALTERNATIVES

RSSes

Mesure d'audience ROI statistique webanalytics par WebAnalytics